¿Cuánto vive la cebra? – Seguramente alguna vez te habrás podido hacer esta pregunta, y seguramente no has tenido de forma clara cuál es la cifra aproximada. Y es que definitivamente, este bello animal destaca por sus notables rayas de color blanco y negro pero, si bien es cierto, poco sabemos de las todas características que conforman la vida de este mamífero.

Ciertamente, son muchos los factores que pueden influir sobre la longevidad que pueden tener estos singulares animales. Sin embargo, son básicamente dos formas de vida los que vendrán a definir cuánto años vive una cebra.

¿Cuánto vive una cebra?

¿Cuánto vive la cebra?

La esperanza de vida de la cebra es de aproximadamente 30 años. Estos bonitos cuadrúpedos alcanzarían esta edad si se tratase de un ejemplar en estado salvaje. Sin embargo, una cebra en cautiverio y con un ambiente relajado podría alcanzar los 40 años de edad.

Cabe destacar que, a diferencia de los caballos y los asnos, las cebras nunca han podido ser domesticadas por el hombre. Así mismo, es importante saber que aquellas que permanecen en estado salvaje suelen habitar el continente africano desde diferentes ecosistemas como sabanas, llanuras, regiones con algunos bosques, montañas y cerros que conducen a la costa.

La morfología de la cebra es similar a la de un caballo, sin embargo, varía en cuanto a su tamaño. Puesto que una cebra promedio puede llegar a medir unos 2,3 metros de longitud, de 1,2 a 1,1 metros de alto y un peso que puede estar rodeando los 300 kilogramos, aunque existe una raza denominada “Grevy” que puede llegar hasta los 450 kilogramos.

Cabe destacar que en este último tipo que hemos mencionado, tanto los machos como las hembras tienen tamaños muy similares, a diferencia del resto de las razas donde generalmente el macho es ligeramente más grande que la hembra.

¿Qué come la cebra?

El régimen alimenticio de estos animales es estrictamente herbívoro. Estos animales de bellas franjas suelen habitar en los pastizales, laderas, praderas, bosques y sabanas, comiendo todo tipo de pastos, ramas, hojas, tallos, cortezas y hierbas en general. De hecho hay que destacar que la mayor parte de la vida de estos cuadrúpedos se consume mientras come.

En correspondencia con su alimentación la cebra tiene 40 dientes: 12 incisivos dedicados especialmente para arrancar la vegetación, 4 caninos, 12 premolares y 12 molares. Por último destacamos que el sistema digestivo de la cebra trabaja un poco más lento que el de los caballos por poner un ejemplo, esto indica que este mamífero debe pasar gran parte del día masticando los alimentos.