¿Cuánto vive un conejillo de indias? – Este pequeño roedor de la familia de los cávidos, es conocido también con el nombre de Cobaya o conejillo de indias (Cavia Porcellus). Originario de Sudamérica y fue importado a Europa en el siglo XVI.

Acompáñame a descubrir un poco más sobre la vida de este animalito tan peculiar, en donde tendrás ciertos tips sí estás pensando en domesticar uno, ya que como todos sabemos, son buscados por muchas familias en todas partes del planeta. Aquí aprenderás sobre su alimentación, reproducción, alimentación y conocerás hasta cuantos años vive un conejillo de indias.

¿Cuánto vive un conejillo de indias?

¿Cuánto vive un conejillo de indias?

La esperanza de vida media de un conejillo de indias varía desde los 4 años hasta los 8 años de vida aproximadamente en estado salvaje. Es bien sabido que rinden un señaladísimo aporte a la ciencia, en laboratorios de microbiología y patología como en los de genética. Aparte el hombre lo busca para tenerlo en sus hogares como mascotas.

La especie silvestre originaria sería sin duda el (Cavia Cutlerí) de Perú, llegando a medir unos 25 centímetros de largo, de pelaje muy variado, con colores como el amarillo, el negro y el blanco, en donde este último es el más común y las razas más apreciadas son las de pelo largo.

¿Cómo vive conejillo de indias?

Los conejillos de indias suelen llevar sus vidas juntos en familia, donde machos y hembras se encargan de las crías venideras. Son roedores muy limpios, como casi todos los conocidos, se la pasan acicalándose con sus patas y lengua todo el tiempo.

Pocos mamíferos pueden llegar a parir tanto como ellos, ya que al año da a luz de 2 hasta 3 veces, de donde pueden llegar a tener de 2 hasta 7 creas en una camada. Estos nacen con los ojos abiertos y dependen de sus padres los primeros días de vida.

¿Qué come un conejillo de indias?

Los conejillos de indias son roedores que comen las sustancias vegetales mas diversas, entre raíces y hojas  de diversas clases como: zanahorias, remolacha, pimientos rojos y verdes, coliflor, repollo, rúcula, lechuga, cilantro, entre otras; granos secos y plantas frescas como: maíz, cereales, frutas deshidratadas, heno entre otras.

Cuando se alimenta de frutas frescas no prescinde de alguna bebida, aunque les gusta mucho la leche y según los estudios realizados también se les puede dar de comer algunos derivados lácteos como algunas clases de quesos, sueros y natas obtenidos de la leche.

Es importante recalcar que lo más básico e imprescindible, que no les puede faltar es agua y heno diariamente, por lo menos dos veces al día y en caso de darle alguna verdura que sea preferiblemente en las tardes.