¿Cuánto tiempo vive un girasol? – La Helianthus annuus, comúnmente conocida como girasol, entre otros nombres. Es una planta herbácea anual, esta pertenece a la familia de las plantas asteráceas. Esta puede ser cultivada como alimento, como decoración o para conseguir aceite. El girasol es una planta proveniente de Norteamérica y centro américa, aunque en la actualidad se consiga en todo el mundo.

Como su nombre lo indica, estas es una planta anual. Llegan a medir hasta 3 metros de altura. Los tallos de esta contienen una fibra que es utilizada para la elaboración de papel, y sus hojas se utilizan como alimento para el ganado. Estudios realizados por científicos afirman que el aceite de esta planta posee una cantidad hasta veces mayor de vitamina E que el aceite de oliva. Ahora sabiendo un poco más sobre esta planta, hablemos acerca de qué se alimenta y cuánto vive un girasol.

¿Cuánto vive un girasol?

¿Cuántos años vive un girasol?

La esperanza de vida media de un girasol generalmente se extiende entre 5 y  6 meses como planta, ya que su flor generalmente vive aproximadamente 4 semanas. El girasol puede llegar a adaptarse a diferentes climas sean fríos o cálidos,  pero lo más importante de esta planta es que para crecer necesita una amplia cantidad de luz solar como también abundante agua.

Sin tener en cuenta lo corta que es su longevidad, esta planta llega a medir hasta los 3 metros de altura y para alcanzar esta altura esta debe recibir largas horas de luz solar con sus respectiva y abundante agua. Por otro lado, a parte de su función decorativa, esta planta es rica en frutos secos con los que se pueden realizar aceites naturales que sire tanto para cocinar como para producir biodiesel.

¿Qué come un girasol?

Estos se alimentan de forma tan común como el de las demás plantas. Este se alimentan por un proceso llamado fotosíntesis. Sus raíces adsorben agua  que contiene nutrientes y minerales disueltos en ella, estos pasan por el tallo de la planta hasta llegar a las hojas, donde se da una combinación con carbono, para convertirse en azucares, esto mediante la energía lumínica que ofrece el sol.

Estos azucares funcionan como materia prima para que la planta crezca, y es que toda planta sea árbol o planta herbácea tiene que realizar dicho procedimiento para obtener la energía necesaria para crecer. Todas las plantas realizan un intercambio de gaseoso con la atmosfera, en el que toman dióxido de carbono  que es necesario para su metabolismo y desecha oxígeno necesario para el humano.