¿Cuánto vive la foca? – Seguramente habrán muy pocas personas a las cuales no les parece definitivamente lindas y tienes estos animales acuáticos. Sin embargo, más allá de su belleza estética esconden los más curiosos detalles, los cuales pasan por alto para la mayoría.

El impacto que está recibiendo este animal es tan fuerte que si no se hace algo para detenerlo en unos pocos años estos animales podrían estar en peligro de desaparecer por completo. Entonces te has preguntado sobre la vida que llevan estos mamíferos. Acompáñanos en el presente post y descubre los desde qué come hasta cuántos años vive una foca.

¿Cuánto vive una foca?

¿Cuánto vive la foca?

Aunque es un poco difícil generalizar, la esperanza de vida media de la foca varía dependiendo del género del animal. Lo que se cree que es de 30 años para las hembras y de 20 años para el caso de los machos. Ahora bien, se debe tener en cuenta que siempre va a influir sobre la longevidad de este animal la calidad de vida que este pueda tener, así también como los diferentes procesos de desarrollo que experimenta durante toda su vida.

Con respecto a la morfología de este animal, podemos decir que no tienen oídos y que tienen cuerpos alargados y fusiformes, lo cuales lo hace muy capacitados para nadar en las heladas aguas donde suelen habitar. Así mismo, informamos que a manera de manos tiene unas extremidades muy cortas que vienen a ser sus aletas, sin embargo, para compensar esto último, cuentan con una potente cola muy desarrollada, lo cual hace a la foca una animal muy apto para un veloz desplazamiento dentro y fuera del agua.

¿Qué come una foca?

Primero que nada, conforme a este punto se debe saber que las focas son mamíferos, puesto que tienen la capacidad de amantar con leche a sus crías hasta que estos tengan las fuerzas y el conocimiento para salir a cazar sus propias presas.

Teniendo en cuenta lo antes referido, podemos resumir que las focas son animales carnívoros que se pueden alimentar de peces, calamares, cangrejos, caracoles, mariscos, sepias, pulpo, pingüinos y hasta incluso, en casos de mucha hambre, puede llegar a comerse otra foca de menor tamaño de ser preciso.

Una de las cosas que más hace difícil la sobrevivencia de las focas es la baja en la pesca que produce la intensa búsqueda de peces y calamares que realizan los buques de arrastre. Esto genera que con las redes de arrastre se lleve consigo animales que todavía están en pleno crecimiento, por lo cual afectará el equilibrio del ciclo natural, afectando directamente a las focas y su fuente de alimento.